fbpx

“Se vuelve una experiencia que te enriquece en todo sentido, y no te quieres ir del país” Es así como Aly de 20 años, describe su experiencia en México. Quien durante 6 semanas, estuvo enseñando inglés a estudiantes universitarios, a través de la práctica durante paseos, visitas a museos y diferentes lugares icónicos de la ciudad, en el proyecto My Language Buddy.

¿Cómo es tomar una experiencia con AIESEC?

Intercultural es como lo define Aly. Una experiencia donde me sentía acompañada en todo aspecto, me proporcionaron las herramientas, la confianza y la orientación necesaria, nunca había viajado a otro país. Siempre tuve el apoyo de la organización.

Te proporciona beneficios que hacen que tu viaje pueda resultar económico, te ofrecen hospedaje, y este te ahorra muchísimo. Tienes ese intercambio cultural de forma más cercana, pues estás viviendo con alguien que te está hospedando en su casa, por lo que te vuelves parte de la familia y su entorno; te vuelves un hijo, un hermano, un amigo y esa es una experiencia que no puedes encontrar de otra manera

“Vas a ayudar a otras personas, vas a un proyecto enfocado en un ODS, en el que tendrás que ayudar a las personas desde tus capacidades”, es así como viajar y hacer voluntariado con AIESEC resulta una oportunidad única para aquellos que desean crecer personalmente. 

¿Qué te deja esta experiencia?

Aprendí a poder relacionarme mejor con diferentes culturas, aprendí a ser embajadora de la cultura guatemalteca, eso es algo que yo tengo muy marcado, porque a pesar de que me encanta México y que esté fascinada con la gente, la cultura y la gastronomía, siempre ponía un pedacito de Guatemala en todo lo que hacía.

Se vuelve una experiencia que te enriquece en todo sentido, y no te quieres ir del país, porque es una experiencia demasiado linda, compartes con personas que se vuelven importantes para ti. Finalmente esto te cambia.

Definitivamente México, su gente y todas esas vivencias, nos entregaron una Aly diferente, de esta manera una experiencia con AIESEC a través de un Global Volunteer (GT) puede impactar y hacer que tu vida cambie en tan poco tiempo fuera de casa. ¿Qué estás esperando? Se un voluntario que genere el impacto que el mundo necesita. La próxima vez que leas un relato como este, podría ser el tuyo.